Vissua es un proyecto de gestión visual del conocimiento, que surge en Barcelona desde la necesidad de dar espacio a una serie de inquietudes relacionadas con diseño de la información visual, la , el visual thinking, la infografía, el visual storytelling y la facilitación visual; disciplinas, subdisciplinas o ámbitos del conocimiento que como puede observarse están ligadas por el eje común de tratar el tema de lo visual, mas allá de lo promocional o divulgativo como lo hace el diseño gráfico. No es el momento de entrar en detalles, porque de hecho, ahora mismo ya podríamos plantear una discusión en cuanto a estos términos y su pertinencia, pero de eso nos ocuparemos más adelante con la suficiente calma.

De momento, acerquémonos un poco a una de las llamadas disciplinas emergentes como la visualización de datos, que junto al desbordante“tsunami” del Big Data y con el aporte significativo de las herramientas digitales han logrado multiplicar y popularizar las diferentes formas de visualización de datos de una manera inusitada. Es un fenómeno contemporáneo, pero no hay que perder la perspectiva histórica que en el fondo estamos hablando de datos, y estos han existido y se han trabajado desde tiempos remotos. Aquí es donde es pertinente mencionar el , término ya utilizado en la década de 1940 en los Estados Unidos para referirse al proceso de organizar, estructurar y presentar datos complejos con sentido. No es muy arriesgado decir que el diseño de la información es el padre de la visualización de datos contemporánea, pero también será un tema para debatir más ampliamente. Entre tanto, podemos hacer un apunte histórico más para destacar el valor de unos proto-diseñadores de información como Nicolás Copernico, Galileo Galilei y Johannes Kepler que alrededor de 1500-1600 iniciaron el iluminismo europeo al documentar en tablas y diagramas sus observaciones directas del cielo nocturno, lo que vino a representar un aporte significativo en la revolución científica.

Es mucho lo que tenemos que beber de las fuentes del diseño de información para entender el fenómeno de la visualización de datos, como también es necesario valernos de toda la sintaxis del lenguaje visual que aporta el diseño gráfico, incluyendo con ésta la tipografía como elemento fundamental. De hecho, el diseño gráfico y el diseño de información están muy emparentados, pero es claro que no son lo mismo; incluso algunos autores sitúan a esta última como la disciplina madre del diseño gráfico. En este orden de ideas, si asumiéramos como verdadera la anterior afirmación, podríamos ahora poner dentro del gran paraguas del diseño de información -quizás de manera no muy rigurosa de momento-, pero sí con cierta lógica, a las disciplinas o subdisciplinas del ámbito visual arriba mencionadas, toda vez que el diseño de información no sólo tiene dentro de sus objetivos el trabajo de estructuración y visualización de datos sino que se ocupa en general de la complejidad de los medios visuales para permitir su comprensión y dar sentido a nuestro mundo. De esto encontramos ejemplos en nuestra cotidianidad, como mapas, diagramas, prospectos médicos, formatos administrativos, interfaces de usuario, etc. Todo ello y más aún está dentro del universo del diseño de información y nos da elementos para pensar en una gran disciplina que abarca algunas otras que se mueven en el contexto de lo visual con propósitos objetivos de estructuración de contenidos para la comunicación.

Todo lo anterior nos sirve para dejar esbozadas algunas cuantas ideas que se sumarán a muchas otras y que serán parte de los temas que iremos tratando en Vissua. Estamos en beta y vamos dando las primeras puntadas de todo este entramado que ya se va tejiendo; quizás nunca tendremos una forma definitiva y eso es algo que nos motiva, porque nos hace sentir testigos de una sociedad líquida, cambiante, mutable; y es en ese contexto en el que queremos movernos, en el espacio de lo transformable, el de las nuevas maneras de aprender, de desaprender, de compartir y de colaborar para construir colectivamente.

 

Share